La catedral del básquetbol en noche de gala